Introducción a los cuatro primeros títulos de la colección de literatura en lenguas mexicanas.

Esta antología surgió con la idea de que lectores hablantes de diversas lenguas mexicanas tengan acceso en su lengua materna a textos de autores mexicanos que han marcado un antes y un después en la literatura nacional y universal, y que merecen ser recreados y revividos ante nuevos ojos, aunque no pertenezcan a las temáticas de su tradición oral ni a las estrategias poéticas de su propia lengua.

Por esta razón se incluyen diversos tipos, estilos y enfoques de “cuento corto”, originalmente escritos en español. Algunos son divertidos, otros tristes, algunos relatan aventuras en la ciudad o en el campo, otros invitan a vivir fantasías o a compartir sentimientos de vivencias cotidianas. Lo que busca es animar a los lectores a escribir sus propias historias con sus propias palabras. Queremos establecer un diálogo creativo que nos enriquezca a todos y que aporte nuevas voces a la literatura mexicana.

Todas y cada una de las lenguas del mundo son sistemas vivos capaces de adaptarse dependiendo de lo que queremos decir, de con quién estamos hablando y en dónde. Puedes comparar como habla tu abuelo con sus amigos y luego como habla con tu abuelita, o como hablas en la escuela o en el trabajo y como hablas en tu casa. En todos los casos se utiliza el lenguaje según la ocasión. Con la lengua escrita sucede lo mismo, y esto genera que haya diversos géneros y estilos. Al escribir, el narrador intenta plasmar todo lo que le parece digno de ser contado, solo es cuestión de que suelte la imaginación y se pregunte a quién se lo va a contar y de qué manera.

Después de años de una política pública en la que era castigado el hablar en cualquier lengua que no fuera el español, poco a poco los hablantes de las diversas lenguas mexicanas van logrando el  reconocimiento de su lengua y con esto más espacios de uso. Una muestra de esto son los avances en la implementcación de alfabetos y sistemas de escritura. En estos textos utilizamos los sistemas de escritura de tres lenguas distintas que sabemos que se encuentran en procesos de normalización y de constantes adecuaciones, pero también sabemos por la historia de lenguas como el español, el inglés y otras, que aunque los sistemas de escritura pretenden fijar normas comunes y estables, nunca lo son, ya que se encuentran en constante modificación para adecuarse a los cambios que sufre la lengua oral a través del tiempo. La historia del alemán, el francés, el japonés y otras, también nos muestra que para poder profundizar en las discusiones acerca de lo que es o no gramatical al escribir una lengua, es necesario escribirla, leerla, usarla, estirarla, darle vueltas explorar cada una de sus posibilidades y luego, ya que se tenga suficiente material, discutir lo que es o no pertinente, aunque esto irá cambiando con el tiempo. Así, en estos textos usamos los sistemas de escritura con el propósito de que sigan su curso de adaptación y adecuación.
La literatura mexicana estará incompleta mientras no se escriba en todas las lenguas de México o de lo contrario habría que llamarle solo “literatura mexicana en español”. Estamos empeñados a abrirle el espacio merecido a la literatura mexicana en cualquier lengua de México. Nosotros creemos que al leer se puede crear un espacio más donde el dialogo entre culturas tenga un lugar privilegiado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ir arriba ↑